La necesidad de una Justicia descentralizada

Los Estados modernos tienden a la descentralización de sus organismos. Esto hace que funcionen de manera más autónoma y eficiente, en cercanía con la gente.

El problema de la inseguridad y la Justicia en el Municipio de Lanús es consecuencia directa de la falta de modernización, que fue postergada por las gestiones anteriores. Hasta que no se aplique la norma que dispone la creación del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, con sus correspondientes Unidades Funcionales de Investigación, la capacidad del Estado para luchar contra el delito y hacer cumplir la ley en beneficio de todos los vecinos se encuentra muy limitada.

Por eso es que insistimos en la necesidad de esta descentralización, así como de la puesta en marcha de un polo judicial. Esto tendrá consecuencias muy positivas para el municipio:

 

  1. Facilitará el acceso de los vecinos a la Justicia penal. El vecino ya no deberá desplazarse veinte cuadras o más para acceder a la Fiscalía, el Juzgado o la Defensoría, sino que podrá hacerlo directamente con los funcionarios judiciales y el Ministerio Público Fiscal.

 

  1. La Justicia tendrá conocimiento directo de la problemática local y podrá focalizar su atención en ámbitos más reducidos, por lo que se dispersarán menos sus recursos y su tiempo. Si pensamos en que hoy las mismas autoridades se encargan de las problemáticas (por cierto, totalmente disímiles) de lugares como Esteban Echeverría, Almirante Brown o Lomas de Zamora, no es difícil imaginar las ventajas de ceñirse a territorios más concentrados, con problemáticas similares, como son Lanús y Avellaneda.

 

  1. Mejorarán las posibilidades de una colaboración municipal para el funcionamiento correcto de los distintos órganos judiciales. Esto favorece también al Estado, especialmente al Poder Ejecutivo, que puede prever el buen funcionamiento del Ministerio Público Fiscal.

 

  1. Dará mayor relevancia a las fuerzas locales y, por ende, aliviará la carga que pesa actualmente sobre la Policía Provincial, con lo que mejorarían sus funciones por fuera de las comisarías y los estrados judiciales y optimizarían sus recursos humanos.

 

  1. Lógicamente, esto evitaría el amontonamiento de causas judiciales que se da actualmente y por el cual muchas quedan sin recibir tratamiento, especialmente la de delitos menores, que son los que más sufren los vecinos a diario.

 

Estas son sólo algunas razones por las cuales se vuelve absolutamente necesario avanzar hacia un Estado moderno, con descentralización de la Justicia. Por eso es que insistimos en que debe ponerse en marcha cuanto antes el Departamento Judicial Avellaneda-Lanús. Cada día que lo postergamos les estamos regalando a los delincuentes nuestra tranquilidad y nuestras calles.

 

 

Diego Kravetz located at , Buenos Aires, Buenos Aires . Reviewed by 54 customers rated: 1 / 5