La importancia de los controles en el transporte público

En los últimos años, el robo a pasajeros y conductores a bordo de las unidades del transporte público se incrementó notablemente.  Sobre estos hechos delictivos, además, hay un recrudecimiento de casos de violencia extrema en el marco de robos, muchas veces realizados con armas de fuego o armas blancas. Para evitar ser víctimas de estos robos se recomienda a los usuarios no utilizar sus dispositivos móviles, como teléfonos o tabletas, y estar alertas en todo momento. El hecho de que el conductor no tenga disponible el dinero, convierte al pasajero en la principal víctima del robo, pero es el chofer quien sufre las peores consecuencias, tal como sucedió con el crimen de Leandro Alcaraz. 

Es cierto que hay que concentrar esfuerzos para aumentar la cultura de la denuncia, prevenir los delitos y generar un mayor acercamiento con los choferes del transporte público, pero esto solo no resulta suficiente, por eso desde el Municipio de Lanús acompañamos al Ministerio de Seguridad de la Provincia e impulsamos controles estrictos de seguridad, a cargo de efectivos de la Policía Local y Bonaerense. 

Lo hacemos con la convicción de entender que se trata de controles obviamente legales, los cuales no vulneran de modo alguno garantías constitucionales.  Este tipo de controles se realizan además con personal de tránsito y de Seguridad Ciudadana, quienes detienen el transporte público en puntos fijos, para solicitar documentación y, en el caso de los choferes, conversar con ellos. Es importante que los choferes informen qué sucede y cómo sucede y cuales son los puntos principales de conflicto, pero también es importante que sean aliados y sepan cómo ayudar a la ciudadanía y a las fuerzas de seguridad. Y lo hacen indicando las rutas y horarios que identifican con el mayor número de delitos, en especial en las zonas más álgidas.  

Los acuerdos firmados con el Gremio de la UTA son un pedido concreto y específico del sector, que avala esta  medida. El control debe durar entre tres y cuatro minutos, para que después se pueda seguir el viaje sin afectar los tiempos de los pasajeros, quienes en su mayoría, también encuentran positivo esta iniciativa. En ese sentido, también resulta útil el contacto permanente con los propietarios de las rutas de transporte y la comunicación a través de redes sociales con los encargados de las líneas y conductores. Con este tipo de reportes, también prevenimos posibles robos en las zonas más problemáticas. 

A los controles le hemos agregado la entrega de botones antipático a los choferes que son directamente atendidos en caso de activarse en nuestro Centro Único de Comando y Control.

Creemos que el combate a los robos en el transporte público es una prioridad, por lo que hemos decidido fortalecer este tipo de controles y poder brindar a la ciudadanía el cuidado que se merece. Proteger a los vecinos es un derecho adquirido que se refuerza día a día, con el trabajo conjunto de las fuerzas públicas y la ciudadanía. Mejorarlo es tarea de todos.

Diego Kravetz located at , Buenos Aires, Buenos Aires . Reviewed by 54 customers rated: 1 / 5