El traspaso de la policía en la Ciudad, un camino a seguir

Se oficializó el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, una buena noticia para los porteños que seguramente verán mejorar en muy poco tiempo el desempeño de las fuerzas de seguridad.
La razón para prever esa mejora es sencilla: la descentralización implica el manejo de la fuerza por quien más conoce el territorio, en este caso el Jefe de Gobierno, en el caso de los Municipios, los Intendentes. 
 
Desde la reforma constitucional del 94, y especialmente desde la sanción de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires todas las fuerzas políticas vienen reclamando el traspaso de la Policia Federal a la Ciudad.
 
La famosa Ley Cafiero, que establecía los intereses de la Nación en jurisdicción de la Ciudad, impedía el traspaso y el desarrollo de una verdadera autonomía.

En el 2007, el entonces presidente Kirchner promulgó la derogación parcial de la denominada ley Cafiero -en su artículo 7-, por lo que se habilitó a la Ciudad a contar con un cuerpo de seguridad propio, que no responda a la Nación. Este fue el inicio del nacimiento de la Policia Metropolitana.

A principio de este año se firmó finalmente el traspaso entre el Presidente de la Nación Mauricio Macri y el Jefe de Gabinete Horacio Rodriguez Larreta, que se terminó efectivizando en los últimos días.

 
¿Cómo repercutirá el traspaso del otro lado del Riachuelo? Para los partidos de zona sur, especialmente para Lanús, este hecho sienta un buen precedente de las políticas securitarias que vienen.
 
Como lo he desarrollado en columnas anteriores, el modelo de policías locales que intentamos implementar en Lanús se inspira en las policías de proximidad de Río de Janeiro, Bogotá y Barcelona. El factor elemental que define la calidad de estas fuerzas es su autonomía, que es consecuencia directa de la descentralización con respecto a otras entidades jerárquicas. Muy similar a lo que estamos viendo en la capital del país. Las similitudes entre nuestras fuerzas y los casos ejemplares de Brasil, Colombia y España podrían pronunciarse si la voluntad política acompaña esos cambios. Todo indica que así será.
 
Por eso es que, en los municipios del conurbano, debemos trabajar para emular este salto de calidad que está por dar la Ciudad de Buenos Aires en el control del delito. La descentralizacion de las fuerzas de seguridad dentro de un territorio favorecen la respuesta rápida, el desarrollo de operativos y la identificación mutua entre los agentes de seguridad y la comunidad, todas cuestiones que de momento no están acabadamente implementadas y traen como resultado un deterioro en la sensación de seguridad de los vecinos.

Diego Kravetz located at , Buenos Aires, Buenos Aires . Reviewed by 54 customers rated: 1 / 5